“…deseo vivir cuando pueda y hasta que muera en la Quinta La Chingada. Si el pueblo de México se manifiesta en 2018 por un cambio de fondo y me da su confianza, vendría a la quinta como ahora, de vez en cuando; pero si la mayoría de la gente dice que no me quiere gobernando o los de la mafia del poder nos lo impiden, entonces sí me iría literalmente a La Chingada. Es mi plan B: refugiarme en este lugar maravilloso”, indica en su texto el excandidato presidencial.

En el escrito comentó que si no llega a la silla presidencial en el 2018 se dedicará a leer, escribir o dar clases, pues ‘de algo tengo que vivir’.

“Además, así mis adversarios conservadores no seguirán necios preguntando ‘de qué vivo, si no trabajo’.

En este tiempo, la respuesta a esa pregunta maliciosa es que ‘vivo del l’oro de Palenque’, por aquello del ‘oro de Moscú”’, expresó.

Diría: quise ser como Juárez, Madero y Lázaro Cárdenas, y no pude o no supe hacerlo. Mientras viva, no dejaré de luchar por la justicia y por la auténtica democracia, pero me retiraré del protagonismo político para así, con humildad y arrogancia, al mismo tiempo, poder decir a mis adversarios y a quien quiera oírlo, ‘ya ven, no soy un ambicioso vulgar’. Sólo me importa estar bien conmigo mismo, con mi conciencia, con el prójimo, con la nación y con la historia”, acotó López Obrador en el escrito.

En el escrito también indica que ya hizo su testamento político y ya está en manos de un notario y reitera que no tiene ningún bien material, cheques ni tarjetas de crédito.

Por último reiteró que la Quinta La Chingada se la ha heredado a sus hijos.
El líder de Morena aclaró que este reparto ante notario fue reservándose el derecho al usufructo, porque desea vivir cuando pueda y hasta que muera en la Quinta La Chingada.

Asimismo comentó que si pierde las elecciones seguirá luchando por sus ideas hasta que fallezca.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x