‘Solo querían provocar y aprovecharon problema de caseta’. Fiscalia

Chihuahua.- La Fiscalía General del Estado es garante de la promoción, el respeto y la defensa de los derechos humanos, y ha aplicado esos principios en las actuaciones en las que interviene la autoridad.

Durante la madrugada de este sábado, se dio cuenta de que un grupo de  personas lideradas por opositores al régimen, tenían la intención de provocar a la autoridad, usando el argumento de la brecha de Sacramento.

Desde hace más de un año, el Gobierno del Estado llegó a un acuerdo con los ejidatarios para cerrar paso vehicular sobre la brecha aledaña; en virtud de ello, les entregaron más de 2 mil tarjetas que permiten evitar el pago de la caseta de peaje.

“Con esto, no hay argumento para conservar la brecha abierta; sin embargo, los grupos de choque utilizaron ello para provocar protestas y manifestaciones contra el gobierno”, expresó el Fiscal General, César Peniche Espejel.

Ante la advertencia de que habría provocaciones contra la autoridad, se instruyó la presencia de la policía para evitar daños, agresiones y la posible comisión de un delito.

Alrededor de 60 personas se reunieron esta mañana, mismas que pretendían dañar las obras que se hicieron para cerrar las brechas; posteriormente, agredieron a los agentes policiacos con el objeto de provocar una reacción de la autoridad.

El resultado son ocho personas detenidas y cuando menos dos policías, un hombre y una mujer, heridos por la agresión de los provocadores.

“Los trabajos llevados a cabo fueron apegados a los protocolos de seguridad, bajo la supervisión del órgano de control interno de la Fiscalía General del Estado, quien inspeccionó que las actuaciones se efectuaran conforme a derecho”, explicó Peniche Espejel.

En ese tenor, la Fiscalía General del Estado niega categóricamente ejercer tratos degradantes y encubrir prácticas que se encuentran fuera de la legalidad.

Related Post