Sus servicios iban mucho más allá de lo esperado…

Una residente del condado de Queens, en Nueva York, contrató los servicios de “Pet Parade”, una compañía para el cuidado de mascotas.

Audrey Yang y su esposo querían que su gato “Meow Meow” fuera cuidado con esmero durante su ausencia en mayo por un viaje de 19 días a Australia.

A esos fines, confiaron en el trabajo de Ahmet Ozturk, co-propietario de la citada empresa. El acuerdo era que el hombre visitaría el apartamento por, aproximadamente, una hora y media cada día, a eso de las 3 p.m.

El esposo de Yang colocó cámaras de seguridad como medida adicional de seguridad.

Pero Ozturk no lo sabía y la noche del 24 de mayo, la propietaria de la casa recibió pantallazos a su correo electrónico en los que se veía al hombre cuidando algo más que el gato. Al cuidador tenía sexo con una mujer en varias áreas de la vivienda, incluyendo el sofá y el mostrador de la cocina.

“Yo me molesté”, dijo Yang a Pix 11. “Le empecé a textear y le dije, ‘qué haces ahí a esta hora y qué está haciendo esa mujer contigo’”, relató. El hombre no contestó.

“En mi hora de almuerzo, continué recibiendo fotos, algunos de desnudos”, agregó Yang.

Cansada de las escenas y del silencio de Ozturk, la mujer le pidió a su amiga Alisha Marshall que llegara hasta el apartamento y sorprendiera a la pareja.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x