El peso mexicano se encaminaba el viernes a registrar su peor semana desde la crisis financiera del 2008 golpeado por el persistente temor de que las políticas del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, puedan afectar las finanzas locales.

El nerviosismo de los inversionistas hundió el viernes al peso hasta un nuevo mínimo histórico de 21.3950 unidades en el mercado interbancario.

«Hasta ahora, el traspaso … ha sido relativamente suave, que creo que tiene mucho que ver con la consistencia de la política monetaria», dijo Sánchez.

La inflación interanual de México se aceleró en octubre a su mayor nivel en más de un año y medio, en cifras previas a la victoria de Trump.

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, dijo este viernes que no se han anunciado medidas especiales tras el impacto en los mercados por el triunfo de Donald Trump, ya que una intervención local no habría dado resultados.

“Las reacciones son de naturaleza fundamentalmente global”, dijo en conferencia de prensa.

El jefe del Banco de México, Agustín Carstens, dijo este miércoles que la junta de gobierno de la entidad se reunirá la próxima semana y tomará las medidas de política monetaria que considere pertinentes.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x