De acuerdo a la versión de los demandantes, fue entre las 9 y 9:30 de la noche del pasado martes cuando un grupo de agentes estatales arribaron al domicilio en mención bajo el argumento de tener información de que allí había personas armadas.

Pese a no contar con una orden de cateo, los oficiales ingresaron al lugar sacando del mismo a los moradores, señalando que por algunos minutos los policías revisaron minuciosamente las habitaciones dejando un desorden en el lugar.

Tras concluir, los agentes ofrecieron disculpas a la familia al momento de informarles que no encontraron nada irregular, insistiendo en el argumento que su acción obedece a reportes que recibido sobre la presencia de armas en el domicilio.

Luego de entrar al domicilio y encontrar el desorden, los afectados se dieron cuenta del faltante de mil 900 pesos en efectivo que estaban en una cartera, así como una alcancía que contenía una cantidad importante de monedas, ante lo cual procedieron a denunciar públicamente el hecho.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x