“Lamentablemente no cumplieron con lo que nos habían ofrecido; nos habían dicho que dejarían el recurso suficiente para terminar el año y dejaron 54 millones de pesos para aguinaldo, eso ya está comprometido, y otros 20 millones de pesos más para gasto corriente, pero al mes gastamos alrededor de 120 millones de pesos en nómina, y cada decena nos costaría 40 millones, y ni siquiera para una decena nos dejaron”, señaló el edil.

Dijo que a unas horas de ocupar su cargo como alcalde, ya está trabajando en el asunto para ver la forma de cómo enfrentar la situación a fin de que no se presente una crisis económica para la siguiente decena.

Durante un recorrido por la unidad administrativa Benito Juárez, en el que saludó a cada uno de los empleados municipales, Cabada Alvídrez indicó además, que la administración anterior dejó una deuda de 53 millones de pesos a proveedores. “El área financiera ya está tomando cartas en el asunto”, dijo.

Señaló que su gobierno será de transparencia, cero tolerancia a la corrupción, manejo en tiempo real y atención de calles y avenidas a través del bacheo, cuyo programa iniciará a partir de mañana. “Hay que ver cuánto recurso tenemos para eso, el material era de mala calidad, vamos a usar materiales que resistan ante el subsuelo y clima que tenemos”, aseguró el edil.

Durante el recorrido que realizó por las oficinas municipales, el alcalde pidió a los empleados trabajar, y atender al público con amabilidad, “es lo único que les pido”.

El edil recorrió la Tesorería, la Secretaría del Ayuntamiento, y otras áreas para culminar en su despacho, donde quitó la silla presidencial y colocó un letrero que indica “Peligro, quien se sienta en esta silla pierde la cabeza”. En su lugar, Cabada Alvídrez colocó otra silla más discreta, la cual indicó, la trajo de su oficina.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x