Tan sólo 114 gramos de comida frita a la semana aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Una investigación realizada por el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Shenzhen, China, encontró que el consumo semanal de tan solo 114 gramos de comida frita, eleva el riesgo cardiovascular.

Los investigadores indicaron que la comida frita que se consume en occidente no ayuda a mantener una adecuada salud cardiovascular, pero no se tenía en claro cómo afecta la ingesta de frituras al respecto.

De acuerdo  a la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades o trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos son:

  • hipertensión arterial(presión alta);
  • cardiopatía coronaria (infarto de miocardio);
  • enfermedad cerebrovascular (apoplejía);
  • enfermedad vascular periférica;
  • insuficiencia cardíaca;
  • cardiopatía reumática;
  • cardiopatía congénita;
  • miocardiopatías

Estas son la principal causa de defunción en el mundo , se estima que cada año mueren más personas por su causa que por cualquier otra enfermedad.

Se calcula que en 2012 murieron 17,5 millones de personas por enfermedades cardiovasculares, lo cual representa el 30% de las defunciones registradas en el mundo. De esas defunciones, aproximadamente 7,4 millones se debieron a cardiopatías coronarias, y 6,7 millones a accidentes cerebrovasculares.

Para encontrar la relación entre la comida frita y las enfermedades cardiovasculares, los investigadores analizaron 19 estudios relevantes publicados hasta el 2020.

Así, recopilaron primero datos de 17 estudios, que incluyeron 562.445 participantes y 36.727 episodios cardiovasculares graves -como ataques cardíacos o derrame cerebral-, para evaluar los riesgos de enfermedades cardiovasculares.

Después, reunieron datos de otros seis trabajos, que incluyeron 754.873 personas y 85.906 muertes registradas durante un periodo de seguimiento medio de 9,5 años, para evaluar el posible vínculo entre el consumo de frituras y fallecimientos provocados por «enfermedades cardiovasculares» y por «otras causas».

Constataron que, frente a la categoría de consumo semanal de comida frita más baja, el riesgo de sufrir un episodio cardiovascular grave en la más alta aumentó el 28 %, mientras que el riesgo respecto a enfermedad coronaria e insuficiencia cardíaca subió el 22 y el 37 %, respectivamente.

Estos porcentajes de riesgo aumentaron el 3, 2 y 12 %, respectivamente, con cada incremento semanal de apenas 114 gramos de alimentos fritos, resaltan los autores.

Este tipo de comidas, opinan los autores, elevan la ingesta de energía debido a su alto contenido en grasas, al tiempo que generan «ácidos grasos trans», dañinos para la salud, a partir de los aceites hidrogenados usados para la fritura.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x