Esto, porque «millones de pájaros cantores, pequeños mamíferos, reptiles y lagartos mueren cada año a manos de los felinos» y mientras ellos no hacen más que aumentar, las especies más vulnerables se extinguen.

Los autores argumentan que los gatos cazan cuando tienen hambre y también cuando no la tienen, lo que aumenta la huella de la especie en el medio ambiente.

De hecho, en la lista de las cien especies exóticas invasoras más dañinas del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, el felino ocupa el puesto 38.

«En Estados Unidos mueren más aves y mamíferos por los dientes de los gatos que por turbinas eólicas, accidentes, pesticidas y venenos, así como colisiones con rascacielos y ventanas todo junto», explican los especialistas.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x