Sumido quedó el dompe, en su parte trasera, en el amplio hoyanco abierto en la parte central de esa arteria, a la altura de la calle Santa Rita.

El derrumbe del conducto de las aguas negras, ocurrió apenas unos cien metros después de otro hoyo similar apenas ocurrido la semana anterior.

Precisamente, el vehículo se dirigía al anterior hundimiento cargado con material asfáltico para la reparación.

Aunque ese colector da frecuentes muestras de estar podrido, la Jmas se abstiene de advertir a peatones y automovilistas del riesgo existente al circular por esa vialidad.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x