La historia no acabó ahí. Al descubrir que los aparatos estaban bloqueados, los delincuentes siguieron de nuevo a sus víctimas, para obligarlos a dar las claves de acceso, dato sin el cual sería del todo infructuosa la operación delictiva.

«Los volvieron a parar, les pasaron los teléfonos y les dijeron que tenían que desactivar las claves. Los amenazaron con que si llamaban a la Policía y bloqueaban los teléfonos, los iban a matar”, señaló la madre de uno de los atacantes que relató a medios locales los hechos.

Finalmente, los adolescentes fueron sometidos a una revisión médica, en la cual, presentaron lesiones en cabeza, tórax y extremidades.

Con información de Caracol

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x