De acuerdo con información del sitio «News.Mic», el magnate estadounidense ofreció más de 100 mil dólares como parte de una subasta en la gala de Gucci para apoyar a la fundación de Madonna y otras causas benéficas.

Con tal cantidad, Trump se haría acreedor al banquete junto a Salma así como un recorrido por el viñedo Chateau Latour junto a la actriz mexicana y su esposo, Francois-Henri Pinault.

Sin embargo, Trump no acudió al viaje y no se sabe si lo cedió a otra persona.

El problema para el millonario es que el dinero que pagó en la subasta provenía principalmente de su propia fundación, a la que él mismo había donado 30 mil dólares ese año.

Al parecer, en Trump es una práctica común tomar crédito por actos caritativos en los que en realidad él pone muy poco dinero o realiza cuantiosas donaciones mientras a su propia fundación destina menos recursos.

“BuzzFeed” pone el ejemplo de 2001, cuando dijo que con su “roast” en “Comedy Central” reunió un millón de dólares para caridad, pero los registros de su fundación indican sólo 400 mil dólares.

En el caso de la cita con Salma Hayek, aun si Trump fue al viaje o se lo dio a otra persona, no lo reportó de manera específica en su declaración de impuestos.

Salma Hayek no tiene un buen concepto sobre Trump y apenas hace unos días “intercambió” rostro con él y comentó “¿qué pasaría si Donald Trump tuviera genes latinos?”.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x