Un año de prisión a arzobispo encubridor de abusos sexuales

Un arzobispo australiano fue sentenciado hoy a 12 meses de prisión por encubrir casos de abuso sexual en los años 70 del siglo pasado, pero podría librarse de pisar la cárcel.

En mayo, Philip Wilson, arzobispo de Adelaida, fue declarado culpable de haber ocultado los abusos cometidos en la década de 1970 por el cura Jim Fletcher en la región de Hunter (Nueva Gales del Sur), al haberse abstenido de comunicar las acusaciones contra Fletcher.

Se trata del clérigo católico de más alta jerarquía en ser encontrado culpable y sentenciado por un crimen.

El tribunal de Newcastle lo declaró culpable de haber encubierto un delito grave por el que una tercera persona hubiera podido ser juzgada.

El mismo tribunal lo condenó a 12 años de cárcel, sin posibilidad de liberación anticipada antes de seis meses.

Pero el juez Robert Stone suspendió la audiencia hasta el 14 de agosto para determinar si se podría autorizar al arzobispo a cumplir su pena en el domicilio de algún familiar.

Wilson, de 67 años y quien no ha renunciado a su cargo, tampoco ha mostrado arrepentimiento por su conducta, reveló el magistrado Robert Stone, pese a lo cual en seis meses podría solicitar su libertad bajo palabra.

Los abogados de Wilson alegaron que este sufre de Alzheimer, por lo que es incapaz de recordar las denuncias que recibió, lo cual fue rechazado por la corte.

Una amplia investigación reveló el año pasado que decenas de miles de niños en el país sufrieron abusos sexuales, sobre todo en instalaciones y centros religiosos.

Related Post