-Una semana más sin gobernadora
-Issa gobierna Delicias
-Regala Maru 137 millones

SE cumple una semana que Maru Campos abandonara su encargo como gobernadora. Muchos afirman que se fue de vacaciones fuera de la entidad, pues solo se le vio de manera virtual en su arranque de campaña rumbo a la presidencia de la Republica el sábado pasado.

Fue hace una semana, el pasado jueves, que presentara voz ronca con molestias en la garganta, y cuerpo cortado, y al día siguiente soltara el timón, y se fuera a su residencia ubicada en Residencial Bosques de San Francisco.

Según los estudios realizados a la mandataria su diagnóstico es Influenza, por lo que todas sus actividades contempladas desde el viernes pasado fueron canceladas hasta la fecha.

No es la primera vez que Maru Campos abandona el Estado por cuestiones médicas, siendo la primera el pasado 2 de Agosto al dar positivo a COVID-19 y fue hospitalizada.

Posterior, el 3 enero le volvió a pegar el coronavirus, por lo que estuvo 15 días sin actividades propias de gobernadora hasta el 17 de enero.

Así mismo el 15 febrero, María Eugenia Campos Galván fue internada en el hospital privado Star Medica tras caerse y lastimarse la mano, y ahora desde el 5 de Mayo, la influenza.

JORGE Issa González, exadministrador del Congreso del Estado, sobrevive bajo las sombras del Presidente Municipal de Delicias, Jesús Valenciano, y tendrá que salir a que le pegue el sol en la sesión ordinaria del Consejo Político estatal del PAN.

La familia Issa es quien verdaderamente gobierna la ciudad de los vencedores del desierto gracias al apoyo económico que recibió Valenciano en campaña, por lo que el junior, Jorge Issa Calderón es quien manda, y da pormenores a su apá.

Dicen que la única diferencia que tiene Jesús Valenciano es que anda a bordo de una camioneta blindada de 2.5 millones de pesos que compro por sus polainas, y atiende en su oficina con mármol.  Fetiches que tiene ese alcalde corrupto.

Por lo pronto el poder Issa está convocado a dicha reunión del PAN, al igual que su jefe y webon exgobernador, Javier Corral Jurado, donde estarán esperándolos policías.

LOS diputados del Congreso del Estado no pudieron avanzar con el encargo de la gobernadora Maru Campos en regalarle un terreno de 137 millones de pesos  a la empresa Honeywell.

Fue difícil aprobar esa dadiva que representa un presupuesto importante para aplicar a las necesidades de la población, pues tanto se habla de los números rojos en Chihuahua como parta andaré regalando.

El diputado Oscar Avitia presentó un voto particular y dijo que de entrada “el avalúo se hizo demasiado rápido para un monto de más de 600 millones de pesos, y si bien es cierto que se busca generar más de 2 mil empleos no puede dejarse de lado la situación difícil del estado y que se condone más del 97% más del precio real del inmueble, mientras que al ciudadano común no se nos condena nada sino al contrario, en el caso de las placas por ejemplo, ya se está hablando de una multa demasiado onerosa”.

El diputado de Morena Gustavo de la Rosa dijo que “el estado no está para andar regalando nada, nosotros no podemos regalar 137 millones de pesos y menos a alguien que puede pagarlo como Honeywell, que estoy seguro se propone crecer y desarrollarse sin andar pidiendo nada”, dando a entender que es el gobierno de María Eugenia Campos el que se lo quiere regalar.

Tras la moción del diputado de Morena Benjamín Carrera de que se regresara a comisiones, el coordinador del Partido Acción Nacional Mario Vázquez dijo que aceptaban, pero la presidenta del Congreso Georgina Bujanda dijo que debía ser la presidenta de la Comisión, Carla Rivas, la que decidiera, a lo que accedió luego de consultar con el resto de integrantes.

 

 

Escríbanos al correo electrónico de SIN PELOS EN LA LENGUA:  [email protected]

 

Related Post

Leave a comment