Utilidades de la banca mexicana subieron 34.5% en febrero

Pese al insuficiente dinamismo de las actividades productivas en el país, al cierre de la febrero de 2017, la banca en México, en subsidiarias de matrices extranjeras, registró un incremento en sus utilidades de 34.5 por ciento comparado con el mismo periodo del año anterior, según revelan los últimos informes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

El rubro más dinámico que influyó en este resultado fueron derivados de mayores ingresos por intereses e intermediación por valuación de divisas tras la depreciación del peso frente al dólar, principalmente.

Los resultados netos positivos de la banca en México, integrada por 47 instituciones, permitió que la cartera crediticia total, que incluye la de las sociedades financieras de objeto múltiple, entidades reguladas y vinculadas a los bancos, alcanzó un saldo de 4 billones 341 mil millones de pesos, lo que significó un incremento anual de 11.7 por ciento.

Por segmentos, los aumentos anuales fueron de 12 por ciento en cartera comercial, 12 por ciento en consumo y 10.2 por ciento en vivienda. En especial, la cartera comercial total alcanzó un saldo de 2 billones 747 mil millones de pesos, pero los créditos a las micro, pequeñas y medianas empresas (Pymes) concentraron unos 587 mil 858 millones de pesos, equivalente al 21.4 por ciento del total, lo que representó una caída de 1.65 puntos porcentuales con respecto a febrero de 2016. Este baja en el financiamiento de las Pymes se presenta pese a que generan el 90 por ciento de los empleos en México.

Las grandes empresas concentraron el 78.6 por ciento del financiamiento comercial.

El Indice de Morosidad (IMOR) de la cartera total se ubicó en 2.19 por ciento, unos 95 mil 67.9 millones de pesos pero a su interior la cartera crediticia de consumo prácticamente es del doble al aumentar 0.10 puntos para ubicarse en 4.26 por ciento de la cartera crediticia total equivalente a unos 38 mil 254.8 millones de pesos, como resultado de mayor morosidad de los acreditados en tarjetas de crédito, créditos personales y de nómina, en un entorno de elevada inflación.

El IMOR de la cartera de tarjetas de crédito se ubicó en 5.09 por ciento, es decir, 0.09 puntos porcentuales más que el año anterior, con lo que se ubicó en 17 mil 967.7 millones de pesos, mientras que los créditos personales presentaron un índice de morosidad de 5.41 por ciento, equivalente a 10 mil 62.6 millones, 0.13 puntos porcentuales más respecto a la cifra registrada en febrero de 2016.

En tanto, los créditos de nómina registraron un índice de insolvencia de 3.19 por ciento, que representan 7 mil 18 millones de pesos lo que significó un incremento anual de 0.26 puntos, según los reportes oficiales del órgano regulador del sistema bancario.

La captación total de recursos del público ahorrador a través de cuentas de ahorro, inversiones en el mercado de dinero y pagarés a plazo fijo, alcanzaron 4 billones 848 mil millones de pesos, lo que significó un crecimiento de 14.3 por ciento más que la observada en febrero de 2016.

Los depósitos de exigibilidad inmediata, que son las cuentas de ahorro que prácticamente no otorgan ningún premio al ahorrador y que por el contrario al descontar la inflación no otorgan rendimientos, tuvieron un aumento de 16.2 por ciento, mientras que los depósitos a plazo crecieron 12.9 por ciento; a la vez que la captación a través de inversiones en el llamado mercado de dinero con instrumentos como Cetes y títulos de deuda emitidos por los propios bancos registraron un aumento de 3.5 por ciento.

Por su parte, los préstamos entre los bancos y de otros organismos tuvieron una variación anual de 21.3 por ciento.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x