Para ella es importante regresar a grabar cuando ya todo sea seguro, para que ni ella ni sus compañeros de trabajo tengan que exponerse. “Despierto muy preocupada pensando en que voy a recibir una llamada o un email”, finalizó.