Dijo que desde un inicio ha sido muy clara su posición en cuanto a la endeudamiento del estado de Chihuahua, y la responsabilidad que “tenemos todos los funcionarios públicos que tenemos de conocer el destino del gasto público, y lo que sucedió ayer es el cierre de una administración caracterizada por la falta de ordenamiento financiero”.

Si bien consideró que a veces se sataniza el endeudamiento, el déficit, los impuestos, cuando a veces estos pueden ser realmente herramientas para implementar programas y proyectos, pero lo sucedido ayer en el Congreso del Estado es una realidad que “desgraciadamente que afecta, perjudica al estado de Chihuahua y es a lo que hemos estado sometidos los últimos seis años”.

Aseguró que tras la aprobación sólo queda estar pendiente del manejo que se les dé a los recursos, y esto sólo será a través de la fiscalización, en la que serán importantes “las reformas que hagan los diputados para terminar con una legislación anacrónica en la que realmente no se puede fiscalizar el gasto público, donde realmente lo que entrega la Auditoría ya está muy planchado, clorado, lavado”.

Por eso dijo que hay que cambiar esta legislación para conocer realmente que está pasando al interior de una administración del partido que sea, e incluso en el Municipio, para que” los ciudadanos vean dónde está el dinero en su predial, de sus impuestos y lo vean reflejado en la obra pública, y así será a partir de octubre”.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x