Se estima que actualmente en la ciudad de Chihuahua viven en promedio mil familias tarahumaras, lo que significan 5 mil personas aproximadamente en más de 100 asentamientos irregulares, muchos de ellos insalubres y con alto grado de rezago.

Por lo anterior, un grupo de personas altruistas, ha tenido el objetivo de cambiar la realidad de la comunidad rarámuri mediante acciones de mejoramiento de su calidad de vida, creando lugares dignos para que vivan, y por otra parte, dándoles capacitación para el trabajo.

Lo anterior, ya que desafortunadamente el nivel educativo de los tarahumaras es muy bajo y eso los margina a obtener solamente trabajos de alto esfuerzo físico con salarios mínimos y propensos a sufrir abusos y vejaciones.

En esta ocasión, sumándose a dicha preocupación se han dispuesto una inversión de un millón de pesos para crear la Escuela de Artes y Oficios en el asentamiento indígena Carlos Arroyo Herrera, ubicado al sur de la ciudad, donde los jóvenes rarámuris tendrán capacitación en talleres de carpintería, cocina, soldadura, costura, entre otros.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x