Lanzan cerveza para los adictos al fitness

Cuando nos hablan de innovación, tendemos a pensar en tecnología, ordenadores, robots, internet o inteligencia artificial. Pero innovar es pensar, idear o hacer de diferente forma a como se hizo hasta el momento, y puede afectar también a los procesos, a los productos, a la organización de una empresa o a su personal. Innovar es crear, liberarse del clásico “esto es así porque siempre se ha hecho así” y lanzarse al vacío, a lo desconocido, a veces desafiando de forma radical las concepciones que todos tenemos de determinadas cosas.

 Es el caso de una empresa que ha presentado en la exposición de fitness más grande del mundo, FIBO, algo aparentemente tan ajeno a los deportistas de alto nivel como una cerveza. Pero es que esta cerveza tiene truco, puesto que es un concentrado proteínico de 21 gramos por botella, una bebida elaborada para recuperarse después de un entrenamiento de alto rendimiento en vez del clásico batido de proteínas.

La cerveza, llamada JoyBräu, ha ganado el Premio a la Innovación en FIBO y prácticamente ha agotado existencias. “Cuando estás agotado por la noche quieres algo refrescante, algo chispeante, y aquí es cuando entra una cerveza con proteínas”, explica Tristan Bruemmer, uno de los responsables del invento.

A la vista de las expresiones de placer de quienes la prueban, recogidas en el video, no ponemos en duda su sabor. “Ligera, menos amarga que las cervezas clásicas alemanas y con un toque cítrico” , nos traslada Bruemmer. Lo que sí ponemos en duda es la necesidad de un brebaje de estas características.

Related Post