De de acuerdo con el diario San Antonio Express News, Rodrigo Humberto Tapia Uribe, de 41 años y miembro de Los Zetas, detalló al jurado que se reunió dos veces con gente de confianza de Moreira, para recibir protección y operar en toda la franja fronteriza de Coahuila.

«Las dos ocasiones el dinero fue entregado en una empresa de bienes raíces y el dinero estaba destinado para el Gobernador», aseguró.

«(La operación) se hizo a través de Vicente Chaires y del entonces Procurador de Coahuila, Jesús Torres Charles, y varios pagos se hicieron en Saltillo. Fue algún tipo de acuerdo con el Gobernador Humberto».

El testigo afirmó que los policías ayudaron a líderes de Los Zetas a evadir a autoridades federales y tenían la libertad de invertir en construcción y en minas de carbón, además de que se les permitió asumir el control de las prisiones de Coahuila para cometer crímenes.

Al respecto, Kent Schaffer, abogado en Estados Unidos de Moreira, negó que su cliente tuviera conexiones con el grupo criminal.

“Él está mintiendo, es lo que los criminales hacen frecuentemente. El Gobernador Moreira no tiene conexiones con Los Zetas. Es pura fantasía”, aseguró el abogado según San Antonio Express News.

Esta semana comenzó el juicio contra el líder criminal acusado de tráfico de drogas y de cometer asesinatos en el norte de Coahuila, entre ellos la masacre de Allende y la muerte de personas en el penal de Piedras Negras.

Con información de SinEmbargo.

Related Post