-Loera y su gira de odio
-Cabada listo para entregar CJ
-Bazán y Chela por la dirigencia

LA próxima semana se cumplen se cumplen 15 años de que el ahora presidente, Andrés Manuel López Obrador, encabezó un plantón en la capital del país que se instaló en Paseo de la Reforma en protesta por el resultado de las polémicas elecciones que le dieron el triunfo a Felipe Calderón Hinojosa.

En las elecciones del 2 de julio del 2006 el candidato del PAN fue declarado ganador con 14.91 millones de votos, una ventaja de 0.56 por ciento frente al candidato de la coalición ‘Por el Bien de Todos’, López Obrador, quien obtuvo 14.68 millones

El plantón, criticado un por sector de la población por los daños sobre todo económicos que provocó en la zona, se levantó hasta el 15 de septiembre sumando 47 días de duración.

Se levantó 10 días después de que el Tribunal Electoral declarara ganador de la elección a Calderón y tras el recuento de un grupo de paquetes electorales

15 años después de aquel domingo 30 de julio de 2006, López Obrador es presidente y se lleva una derrota a nivel nacional que no se esperaba. Él tenía otros datos.

Quién también tenía otros datos, y aún los tiene es Juan Carlos Loera, ex abanderado de Morena a la gubernatura de Chihuahua, quien aparte de impugnar la elección, se prepara para recorrer el Estado para “agradecer” a quienes votaron por él.

Ahora la gira la hará sin mucho dinero, sin chilangos alrededor, sin pisotear a los periodistas que lo acompañaban a sus giras, sin aires de grandeza, y eso podría ayudarle aún más que la gira que hizo antes de las elecciones.

La intensión de Loera es llegar en unos años al Congreso de la Unión, y buscar de nuevo la candidatura a gobernador, tratando de imitar a su dios AMLO, pero eso no ocurrirá.

Su discurso de odio a la “derecha” y el lanzamiento de su gira lo dio a conocer este pasado fin de semana en una fiesta que encabezo y dos estuvieron los perdedores de la contienda.

HABLANDO de morenos, quien se prepara para volver al Municipio tras una desaparecida de Ciudad Juárez, y de México, es Armando Cabada.

El alcalde más criticado por presuntos actos de corrupción, y por vender a Morena a la frontera “independiente”, llega de nuevo a la silla presidencial.

Uno de sus últimos actos será cabeza estar sonriente en el equipo municipal durante la entrega-recepción al electo edil de Morena, Cruz Pérez Cuéllar.

Después de eso, tiene todo listo para irse a como diputado federal de Morena, buscando más horizontes en la política nacional de ese partido.

Y siguiendo con el tema de los perdedores, con la novedad que en el PRI traen su grilla interna.

Resulta que ya quieren fuera al tal Alex Domínguez de la dirigencia estatal del PRI, y buscar su reemplazo por un largo periodo.

Según esto, la candidata idónea para ese puesto es Graciela Ortiz debido que hizo buen papel y hasta el harakiri por el Estado. A pesar de ello, quien le pondría una piedrita en el camino es Omar Bazán, quien a pesar de ser considerado el peor dirigente de ese partido, un traidor al mismo, y demás, tiene con las qué volver a repetir en el cargo.

Se indica al interior el PRI que el diputado traerá todo el power de Rubén Moreira, quien ya se autoproclamó como el próximo coordinador de los diputados del PRI, y quien busca poner su gente en todo el país para la próxima batalla.

 

Escríbanos al correo electrónico de SIN PELOS EN LA LENGUA:  [email protected]

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x