Ella es Iman Homsi, de 50 años de edad, quien en su querella argumenta que el choque en el que murió Mahmoud Homsi fue culpa de su irresponsabilidad.

En 2010 el joven, entonces de 26 años, impactó contra el vehículo de un hombre llamado Jose Jipson, en Pasacoe Vale, en Melborune, y en el que murió su hija Jiyaa, de tres años, y su esposa Ancy Ani John sufrió lesiones internas en el abdomen.

De acuerdo con las autoridades australianas, Mahmoud causó el incidente -y por lo tanto por delitos contra personas y bienes-, pues iba manejando a 90 kilómetros por hora, en una zona de 60.

Homsi relató que supo del fallecimiento de su hijo por una llamada telefónica y aunque no estuvo en el lugar de los hechos, dijo que la noticia le provocó una reacción psiquiátrica grave, por lo que desde el accidente ya no trabajó.

Al respecto, John Forrest, de la Corte Suprema de Justicia, admitió que aunque Mahmoud no vivía con su madre, ambos mantenían una relación estrecha.

En tanto, en 2012 la Comisión de Accidentes de Transporte reconoció que Iman Homsi sufrió una reacción psiquiátrica grave a raíz de la muerte de su hijo.

La denuncia se da luego de una modificación a la Ley de Accidentes de Transporte, que prohíbe las demandas por daño psiquiátrico.

Forrest señala que, incluso sin la enmienda de 2013, la acusación de la mujer no hubiera prosperado porque no sufrió física o visualmente directamente.

«Ella no fue testigo de la muerte de su hijo. Ella no era una víctima inmediata», apuntó.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x