Recientemente le tocó a una AR de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas y Evangélicas (Confraternice), con una sanción de 8 millones de pesos; mientras, un monasterio de monjas de la Iglesia católica tuvo que pagar un monto menor.

Miembros de las Iglesias cristianas, evangélicas y católica, que son mayoría en México, enfatizaron a Excélsior tener “fundamentos bíblicos” para cumplir con sus obligaciones fiscales pese al “calvario” que les provoca, como el emitir facturas electrónicas desde enero 2016.

“Jesucristo, nuestro Señor, dice: Dad al César lo que es del César, y dar a Dios lo que es de Dios”, señaló Arturo Farela, presidente de la Confraternice.

La revisión electrónica que realizará la autoridad fiscal puede tocar a las AR; el análisis de expertos en la materia, como Rafal Lores, director de la empresa de servicios fiscales FacReview, determina que una gran parte de los ministros de culto no están preparados para llevar las operaciones fiscales digitales.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x