Baja de peso, combate gripe, úlceras… consuma jamaica

MÉXICO.- Conocida también como rosa de Abisinia, la jamaica es una flor de color rojo, originaria de África y que se utiliza principalmente en la gastronomía.

Pertenece a la familia de los tulipanes. Esta planta puede crecer como arbusto de aproximadamente 3 m. de altura. Es una flor cardosa, cada flor tiene aproximadamente siete pétalos y la planta tiene largas espinas que rodean a la flor y tallo,  la flor de color rojo, de 3 a 4 cm. de largo.

Su nombre científico es “Hibiscus sabdariffa”. Se puede tomar en té, refresco e incluso utilizarse como condimento, la flor posee propiedades alimenticias y medicinales muy apreciadas.

En Guerrero, entidad en la que más se produce, se cultiva a manera de tradición cultural; principalmente en los municipios de Tecoanapa, Ayutla, Juan R. Escudero y San Marcos. Es igualmente un producto de gran demanda comercial en el mercado nacional e internacional, gracias a sus diversas utilidades culinarias.

Es útil para bajar de peso, se utiliza para combatir los síntomas de la gripa, como remedio de enfermedades estomacales y en el tratamiento corazón, se usa en molestias de la piel como úlceras, lesiones y abscesos. A la mujer le ayuda a tratar problemas menstruales.

La flor de jamaica, contiene vitaminas (A, C, B1, E) y minerales como el hierro, fosfato y calcio. Es una fibra natural, conteniendo propiedades antioxidantes, antisépticas, purgativas, diuréticas, astringentes, emolientes y sedantes.

Se puede consumir frio o caliente.

Sus flores (cálices) son la parte de mayor utilidad e importancia socioeconómica, ya que a partir de estos se elaboran bebidas, por ejemplo, nuestra tradicional agua de jamaica, dulces, diferentes tipos de salsas, mermeladas, concentrados, té y licor. Son además una fuente potencial de colorantes, saborizantes de alimentos, productos cosméticos y farmacéuticos.

La planta de esta fruta se desarrolla mejor en regiones con clima tropical y subtropical y su cultivo se realiza en la época primavera-verano, al iniciar la temporada de lluvias; mientras que su cosecha en los meses de octubre y noviembre. Asimismo, su comercialización, en granel (sin empaquetar) y el resto en extractos y mermeladas, se lleva a cabo entre diciembre y marzo.

 

 

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x