Cayó asesino de Facebook por orden de McDonald’s

Steve Stephens, el sospechoso de cometer un homicidio que publicó en Facebook, fue atrapado debido a una orden de 20 piezas de nuggets y otra de papas fritas en McDonald’s.

El hombre, de quien la policía afirmó que había matado al azar a un pensionado de Cleveland y que publicó en tiempo real el homicidio en Facebook por video, se detuvo en la ventanilla de autoservicio de un restaurante de McDonald’s situado en las afueras de Erie, Pennsylvania, y esperó a que le entregaran su orden.

Los sucesos se desarrollaron ayer por la mañana, casi a la hora de la comida, en el tercer día en que las autoridades estaban buscándolo exhaustivamente.

En ese momento, se encontraba a más de 100 millas de retirado del lugar en donde ocurrieron los hechos, aunque su huida estaba a punto de concluir.

El empleado que recibió el pago de la comida reconoció al sospechoso y marcó al 911.

Stephens se detuvo en la siguiente ventanilla, en donde el propietario de la franquicia, Thomas DuCharme Jr., y un supervisor trataron de detenerlo diciéndole que sus papas fritas se iban a tardar un poco.

Stephens no quiso esperar. Tomó sus McNuggets y salió rápidamente del estacionamiento, casi chocó con Gail Wheeler de 54 años, quien es encargada de operaciones al detalle de Erie, quien iba camino a su casa después de acudir al supermercado.

“Dos segundos después, escuché las sirenas y las patrullas me rebasaron a toda velocidad”, le comentó a la Associated Press.

Wheeler iba detrás de los vehículos, quedándose rezagada un par de millas. Relató que la persecución disminuyó la velocidad inesperadamente, de 50 a 20 millas por hora, ya que el camino se hizo estrecho, de cuatro a dos carriles.

Uno de los policías estatales que iban persiguiendo a Stephens detectó el lugar en donde estaba –frente a una escuela abandonada– y le pegó en la defensa del auto para que se detuviera.

El Ford Fusion dio un medio giro y se detuvo en la banqueta.

La policía se bajaba de sus vehículos cuando “escuché un tiro, fue un sonido fuerte y característico”, dijo Wheeler.

“Lo que sé es que ellos se aproximaron al auto. Uno de los oficiales sólo movió la cabeza, era el que estaba más cerca del vehículo. Habían desenfundado sus pistolas, pero él movió la cabeza y bajaron sus armas”.

Stephens se suicidó, según dieron a conocer las autoridades.

William Teper Jr., comandante de la policía estatal, comentó que el oficial que le pegó en la defensa al auto de Stephens “lo vio sacar el arma y dispararse”.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x