Es el tramo de Anapra y Sunland Park el cual las familias separadas por la deportación podrían entrelazar sus manos.

El trabajo de dichos muros duro algunas semanas, comenzando con la excavación de zanjas para armar cimientos de concreto y metal en una estructura muy sólida.

En el campamento de construcción instalado en el sitio, se observa la presencia de trabajadores la mayoría de origen hispano, maquinaria pesada, varias ‘trailas’ al parecer dormitorios, y los miles de piezas de acero que conformarán la valla de dos kilómetros de largo hasta el límite oeste con Nuevo México.

El muro mide alrededor de 4 metros de altura, vecinos del lugar declararon que en esa zona es donde es el cruce de personas ilegales y que a pesar de ese muro la gente encontraría la manera de cruzarse.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x