Así lo señalan padres de familia que al iniciar las clases en el Cobach, se han encontrado con que la educación “gratuita” del tercer artículo de la Constitución Mexicana es sólo un eufemismo.

La inscripción para los alumnos del Cobach es de mil 600 inscripcion más 120 de la sociedad de alumnos, más otros 90 pesos para tener acceso a una aplicación, Preveé, donde supuestamente se vigila el desarrollo de los hijos, y se constata si el alumno asistió a clases, sin embargo, a veces llega el mensaje “sin incidencias” aunque sea día festivo o el alumno no haya asistido a clases.

Por el paquete de libros de texto hay que pagar casi 600 pesos y después gastar en copias, dado que, a decir de varios maestros, los libros no les son de gran utilidad y solicitan otro material.

Antes ya debió gastarse en los uniformes que además sólo pueden adquirirse en el mismo plantel, uno de diario, pantalón gris a 350 pesos y playera blanca a 200, y otro deportivo, pantalonera verde a 250 pesos y playera gris a 100, en total 850 pesos, que rebasan los mil pesos si se considera que una sola playera blanca no basta para los cuatro días restantes de la semana.

Además, para la clase de educación física los alumnos son obligados a asistir dos veces por semana a la alberca del propio Cobach, ubicada en las instalaciones del plantel 1, pero les cobran 30 pesos por cada vez que asistan.

Sí a todos estos gastos se le suman además el calzado, un par de zapatos y otro de tenis, y los últiles escolares, en total, el padre de familia habrá gastado, por cada hijo si es que tiene más de uno, más de cuatro mil pesos, casi lo mismo que gastaría por ejemplo, una persona que ingrese a la Facultad de Artes de la UACh, cuyo costo de inscripción es de cuatro mil 625 pesos.

Related Post