Ella notó algo raro, algo había cambiado y no solo ella lo sentía. Se trataba de una «inflamación» de su bajo vientre, pero no le dió importancia por lo que nunca pensó que la razón de ese cambio sería señal de su embarazo.

En aquella selfie publicada, sus amigos bromearon sobre un repentino aumento de peso. Sin embargo, ella continuó con su vida y se percató de su periodo de gestación hasta el momento mismo del parto, según el reporte del periódico britanico » The Sun».

En el foto de arriba pueden apreciar que Owings luce una esbelta figura, sin embargo, en ese momento ya tenía cinco meses de gestación.

«No tenía idea de que estaba embarazada de cinco meses. Estaba tomando pastillas anticonceptivas, mi período nunca cambió y tampoco hubo algún signo de barriga de embarazada», dijo al medio inglés.

Las sospechas que levantó aquella selfie en Facebook se confirmaron cuando volvió a Inglaterra. Al viajar para sus vacaciones, mientras trabajaba, se le rompió la fuente y empezó su labor de parto.

«Fue ahí cuando recién noté que estaba esperando a un bebé y que tenía que dar a luz» , narró la orgullosa mamá de Edward, quien nació con buena salud .

«Mientras pujaba estaba pensando que ‘no puedo tener un bebé, solo soy una adolescente’, pero cuando tomé a Edward en mis brazos, sentí inmediatamente ese lazo de madre e hijo».

Hoy, la madre primeriza publica bellas fotografías de su nueva familia donde se le ve muy contenta y agradecida por su retoño.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x