Después de 40 años, saldría libre el asesino de John Lennon

Será el próximo 8 de diciembre, se cumplirán cuatro décadas del asesinato de una de las grandes figuras de la música de todos los tiempos, quien fue atacado por Mark David Chapman, un fanático de The Beatles que le disparó frente a su casa en Nueva York

El 8 de diciembre de 1980, el mundo se sacudió por una noticia terrible, John Lenon, uno de los músicos más importantes de la historia moría a los 40 años tras recibir cuatro disparos en la espalda. El responsable de todo esto, Mark David Chapman, se presentó como un ‘fanático’ que horas antes le había pedido al cantante de “Imagine” que le firmara una copia de su último disco, Double Fantasy, y tras esperarlo un buen rato afuera del edificio Dakota, descargó una pistola completa.

 

Precisamente ahora, justo antes del aniversario de aquel terrible hecho que conmocionó a medio mundo, su asesino pidió perdón a Yoko Ono por lo que calificó como un “acto despreciable”. Así lo dijo hace un mes, aunque hasta ahora no habían trascendido sus declaraciones, durante una audiencia en la que se le denegó por undécima vez la libertad condicional, ya que la junta considera que “sería incompatible con el bienestar de la sociedad”.

Recordemos que el próximo 8 de diciembre, se cumplirán cuatro décadas del asesinato de una de las grandes figuras de la música de todos los tiempos, quien fue atacado por Mark David Chapman, un fanático de The Beatles que le disparó frente a su casa en Nueva York. Chapman, que tenía 25 años cuanto cometió el crimen, fue condenado a cadena perpetua, con opción a pedir la libertad condicional tras cumplir 20 años en prisión. En línea con lo dicho en otros momentos de su vida, donde argumentó que mató al ex Beatle para poder “tener una identidad propia”, esta vez dijo que lo hizo por su propia “gloria”.

La última vez que Chapman intentó quedar en libertad fue en agosto de 2010, pero la Junta de Libertad Condicional rechazó su petición. Fue durante aquel proceso cuando Chapman admitió por primera vez que estaba arrepentido de lo que hizo tras pasar treinta años en la cárcel.

“Solo quiero reiterar que lamento mi crimen”, aseveró ante la junta de libertad condicional en el Centro Correccional Wende en Nueva York, y agregó: «No tengo excusa. Esto fue para vanagloriarme. Creo que el peor crimen que puede haber es hacerle algo a una persona inocente”.

Pero sus palabras no quedaron ahí: “Era (Lennon) extremadamente famoso. No lo maté por su carácter o la clase de hombre que era. Era un hombre de familia. Era un icono. Era alguien que hablaba de cosas de las que ahora podemos hablar y eso es fantástico», dijo, y explicó que “lo asesiné porque era muy, muy, muy famoso y esa es la única razón, y yo estaba buscando la gloria personal, estaba siendo muy egoísta», agregó. «Quiero enfatizar que fue un acto extremadamente egoísta. Lamento el dolor que le causé a ella (Yoko Ono). Pienso en aquello todo el tiempo”, afirmó.

 

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x