La bombilla se le encendió en un restaurante, cuando unos amigos chinos de su padre le preguntaron por un nombre inglés que pudieran ponerle a su hijo recién nacido. Y es que cada vez más padres chinos eligen para sus hijos nombres anglosajones, con la esperanza de que en un futuro eso les facilite estudiar o trabajar en Reino Unido u otro país de habla inglesa.

“Me explicaron que un nombre inglés es vital, porque no puedes usar un nombre chino en un correo electrónico o para rellenar una solitud para una universidad británica”, cuenta ahora. Pero Jessup no se sentía con licencia suficiente para responder.

“No estoy cualificada para ello ni soy suficientemente importante en la vida del bebé para decidir qué nombre debe tener”, pensó.

Sin embargo, al escuchar las “embarazosas” opciones que barajaban los padres del niño, decidió que tenía que hacer algo al respecto. Y así nació Special Name (Nombre especial), una página de internet en la que ciudadanos chinos pueden elegir el nombre inglés más adecuado para sus hijos y que seis meses después de crearla la ha hecho ganar miles de dólares.
Gandalf, Cinderella o Rolex

“Hay decenas de ejemplos de nombres ingleses mal escogidos” en China, cuenta Jessup. Y señala que en parte se debe a que el gobierno chino restringe el acceso a internet.

“No tiene acceso completo a internet, por lo que no pueden usar las páginas con listas de nombres que se utilizan, por ejemplo, en Reino Unido”, aclara.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x