El fanático de la famosa película, pagó algo así como 26 mil euros, unos 20 millones de pesos chilenos actuales por tener esa joyita que no deja indiferente a nadie al pasar por una calle.

Mills admite que usa muy poco su DeLorean que tiene solo poco más de 300 kilómetros, multa que le podría haber salido muy cara, pero que finalmente fue desestima ya que la policía que lo infraccionó no se presentó el día del juicio.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x