-¡Hay tiro! Duarte reta a Maru
-Estatales y sus falsos premios
– Beltrán Bencomo, un año de su muerte y mentiras

¡HAY tiro entre la gobernadora de Chihuahua, y su padrino César Duarte! Esto fue lo que pasó con Maru  y el exgobernador. Duarte explotó en el hospital Central cuando fueron custodios por él para llevárselo al Cereso de Aquiles Serdán.

-“No mame César, ya llevas dos semanas fuera”, diría un funcionario al ex gobernador, cuando este se negó a ser regresado tras las rejas, donde hoy cumple 18 DÍAS EN LIBERTAD. César Duarte no ha estado de frente a Maru Campos, pero ya han entablado conversación con ella, aunque todo lo lleva el secretario de Gobierno, César Jáuregui, quien ya le advirtió a Duarte que tenía que regresar a prisión, pero el recluso se ha negado, e inclusive ha retado al Gobierno del Estado a regresarlo.

“Por sus egss, Duarte no quiere regresar a prisión”, señala personal que ha estado cerca de los gritos del exgobernador, “Ni parece que esta malo”.  Por lo anterior, ayer César Jáuregui se inventó que temían por la seguridad del exgobernador, y por ello continua libre. ¡Como si todos los reos tuvieran esa oportunidad!.

Por ello, y ante la advertencia de César, personal de Gobierno estuvieron hablando con él anoche, y parte de este día continuaran las pláticas para converserlo que tiene que regresarse a prisión, pues la única afectada es Maru Campos.  Veremos si lo convencieron.

Cabe mencionar que fue la noche del lunes 12 de septiembre que el exgobernador salió del penal de Aquiles Serdán, donde permanecía en prisión preventiva, como parte del proceso abierto en su contra en el que es acusado de los delitos de asociación delictuosa y peculado agravado, por el presunto desvío de 96.6 millones de pesos del erario.  Ante de eso, duró seis días fuera del penal, por qué se internó en otro nosocomio privado.

LOS estatales están muy intranquilos, pero a la vez, muy resignados. Indican a Sin Pelos en la Lengua que lanzaron la convocatoria para que los policías de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) se anoten y se ganen un estímulo económico, pero muchos agentes no atenderán el llamado, porque ya saben a quiénes les darán los premios. “Todos saben que esto está arreglado, los que van a ganar los premios son los lame botas de los jefes, los guarros, los apalabrados”, comentan los agentes.

“Para que quieren dar tantos brincos estando el suelo tan parejo, los mismos jefes saben cuáles son los agentes que se merecen esos premios. Lo que pasa es que lanzaron la convocatoria como quien dice para taparle el ojo al macho y que crean que en este gobierno todo es limpio y transparente”, añadieron.

UNA de tantas promesas del Fiscal General del Estado, Roberto Javier Fierro Duarte, ya cumplió un año. Se trata de la JUSTICIA para  Carlos Beltrán Bencomo, presidente municipal de Temósachi, quien fuera asesinado por hombres armados.

Según el fiscal, tenía identificados a los responsables y que se librarían órdenes de aprehensión, pero…ya pasó un año.

El caso, prácticamente, ya se archivó en la Fiscalía General del Estado (FGE), así como muchos otros desde hace un año, cuando también se nombra nuevo fiscal a Fierro Duarte.

Beltrán Bencomo, fue asesinado tras ser privado de su libertad por un grupo de personas armadas, caso que sonó a nivel nacional ya que fue condenado por la entonces titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. En ese momento, la Segob entabla contacto con la FGE de Chihuahua para unir fuerzas e ir con sus asesinos, pero pasado el tiempo…todo quedó en mera promesa; Olga Sánchez es presidente del Senado, y ya ni se acuerda quien era Carlos Beltrán Bencomo.

Los familiares del edil ya no son tomado en cuenta para las investigaciones y avances en Palacio de Gobierno, por lo que a un año de ese asesinato, siguen buscando justicia.

Por medio de una carta indican que el caso ha sido olvidado por las autoridades, pues ya tenían órdenes de aprehensión. “Hace un año partí de este mundo, mi muerte fue en gran medida mi culpa… Culpa por no doblegar mis ideales ante el crimen organizado. Culpa por confiar en las leyes, por confiar en las personas a quienes acudí cuando recibi (sic) amenazas por parte del crimen organizado y será por omisión o oclusión pero no hicieron nada por respaldarme, no sólo a mi persona sino a la investidura que representaba.

Hace un año que me fui, y mi caso sigue impune, olvidado. A pesar que inmediatamente dieron el nombre de mi verdugo, nada a sucedido”, señala la carta en primera persona.

 

Escríbanos al correo electrónico de SIN PELOS EN LA LENGUA:  [email protected]

 

 

 

 

 

 

 

Related Post

Leave a comment