Y cómo no, el curioso producto en realidad representaba una pistola, por lo que la seguridad del aeropuerto de Stansted (Reino Unido), pensó que se trataba de un posible atentado y actúo rápidamente.

Sin embargo, cuando se le inspeccionó descubrieron que en realidad se trataba de un objeto inofensivo. Para ese momento, ya hasta las alarmas se habían activado.

Tristemente, el varón podría ser acusado de alteración del orden público o de llevar un arma de fuego de imitación en un espacio público.

«Llevar esto a un aeropuerto hace que sea mucho menos probable que subas al avión», señalaron usuarios de Twitter.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x