¿Mi mujer me será infiel?, se preguntó un sujeto. Así que decidió instalar cámara en la casa, obviamente, sin decirle nada a su esposa.

Sabía que había algo y hasta quién podría ser la persona con la que la mujer sostenía un tórrido romance: El fontanero.

Y así pasaron las jornadas: El sujeto con su rutina del día a día, clásica de un español de clase media, hasta que llegó el día que tiró del telón y quedó al descubierto la traición.

Tan pronto abandonó el hogar, llegó el plomero…

¡Hola ,buenos días!», «¡Ya me iba a trabajar y estaba preparando la comida!», fueron las primeras palabras de una mujer antes de abrir la puerta de su casa al fontanero para que le “arreglara” una fuga de agua que tenía en el lavabo de la cocina.

Lo que sigue, son los coqueteos de la mujer y la complicidad del sujeto… que se puede apreciar en el video que subió a YouTube el pasado 17 de mayo el hombre traicionado.

Desde luego, no espero mucho para solicitar el divorcio… sin embargo, algunos de los usuarios han puesto en duda el material. La mejor decisión es de usted, estimado lector.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x