La alternancia es un distintivo de la democracia representativa. La decisión mayoritaria de los chihuahuenses se manifestó libre, pacífica y responsablemente, con la convicción de que la voluntad ciudadana es la verdad política por excelencia.

Una nueva etapa política comienza y la ocasión es propicia para renovar la esperanza y forjar nuevas condiciones de unidad, diálogo y concordia.

La grandeza de Chihuahua está por encima de sus gobernantes y de los periodos de gobierno. Los fines esenciales de una sociedad bien ordenada son la paz, la seguridad, la salud, la educación de calidad, la inversión productiva, el empleo, la inclusión y un clima de respeto a la pluralidad que hace de las diferencias una gran oportunidad de aprendizaje y entendimiento.

Persona, familia y comunidad constituyen la triada de una sociedad que tiene como patrimonio más valioso la memoria histórica. No se trata de olvidar el pasado, sino trascenderlo. Se trata de ceñirnos todos al Estado de derecho de nuestro régimen democrático.

En un ambiente de esperanza y de armonía, ha dado inicio una nueva etapa. Tengo la absoluta certeza de que los chihuahuenses estaremos a la altura de las circunstancias y retos de nuestro tiempo.

En Chihuahua, como en el país, los desafíos son enormes. Debemos tener muy claros los fines para reforzar el rumbo de los grandes proyectos nacionales de prosperidad e inclusión social que impulsa decididamente el Gobierno de la República.

Como ciudadano chihuahuense, creo en el carácter de los habitantes del estado para salir adelante con talento, trabajo y honestidad, como tantas veces lo hemos hecho.

Los grandes cambios empiezan con el lenguaje, pero las palabras son más honorables cuando son justas y verdaderas.

Al nuevo Titular del Poder Ejecutivo, Lic. Javier Corral Jurado, al Honorable Congreso y a los ayuntamientos del estado de Chihuahua que empiezan sus gestiones, les deseo éxito, que es el éxito de Chihuahua.

Uno mi voluntad para que así sea, para que nuestras fortalezas sirvan para construir un mundo mejor para vivir y convivir, con la esperanza de que unidos y solidarios creceremos material y moralmente.

Termino con las palabras que expresé hace 12 años: Proclamemos un ¡Viva Chihuahua! Para que siga siendo tierra de oportunidad…tierra de progreso y tierra de encuentro.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x