Aseguran que así como es responsabilidad de los aspirantes presidenciales sus expresiones, también lo es cuidar de la unidad institucional, por lo que en caso de ser necesario deberán anteponerla por encima de sus proyectos personales; de lo contrario, sus aspiraciones podrían provocar crispación al interior del blanquiazul.

Afirman que hasta ahora, tanto la ex primera dama Margarita Zavala como el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, y probablemente el presidente del partido, Ricardo Anaya, son buenos perfiles. Sin embargo, es muy pronto para hacer una definición, ya que el candidato que represente al PAN en 2018 deberá estar a la altura de las circunstancias del país; sobre todo, deberá garantizar la unidad e inclusión de todos los grupos del partido.

Rasgarse las vestiduras

El ex presidente nacional del PAN, Luis Felipe Bravo Mena, sostuvo que las declaraciones de algunos panistas sobre sus deseos de contender por la candidatura presidencial no son precipitadas; sin embargo, podrían generar tensiones y “rasgaduras de vestiduras” institucionales, sobre todo cuando los proyectos se vuelven completamente personales, sin pensar en la vida interna del partido.

“Es pronto [para] hablar de un perfil, aún hay agua por correr de los puentes, aunque lo bueno para el partido es que haya muchas opciones. Hay que pasar por 2017 y luego vamos a 2018, sobre todo porque desconocemos el panorama del año que viene”, agregó.

El también presidente de la Comisión Anticorrupción señaló que lo que el partido debe ir estructurando es su programa de gobierno y no el de cada uno de los aspirantes, para después elegir a la persona indicada, porque los triunfos del 5 de junio “nada garantizan”, sobre todo si el PAN se divide rumbo a 2018; “y esa es responsabilidad de todos los que andan interesados”, acotó.

Por su parte, Francisco Ramírez Acuña, ex secretario de Gobernación, aseguró que las manifestaciones de cualquiera que aspire a ser abanderado presidencial son válidas, aunque aún los panistas no están viendo el tema del candidato, porque no están inmersos en eso.

Señaló que ningún grupo del partido o comité estatal se encuentra revisando el tema de 2018, porque la prioridad por el momento es sacar la elección del año entrante.

Tardía selección en 2012, negativa

La ex líder nacional y diputada federal Cecilia Romero expresó que una de las ventajas que hay en cuanto a las aspiraciones presidenciales de algunos panistas es que podrán elegir en menor tiempo a su abanderado y no como en 2012, cuando tardaron mucho en hacerlo. No obstante, destacó que un requisito básico de quien busque representar al PAN es cuidar la unidad.

Dijo que aquel que añore la candidatura presidencial debe tener el sustento concreto del partido, pero también la posibilidad de ir en una alianza, porque, “una de las aspiraciones que debe permanecer más allá de las candidaturas es la unidad, independientemente del método que se elija para definir al abanderado”.

Francisco Barrio, ex gobernador de Chihuahua —considerado de los “bárbaros del norte”—, señaló que cada aspirante tiene la obligación de juzgar sus expresiones para no lastimar al partido, “pues cuando hay esfuerzos de promoción se puede presentar el riesgo de crispar el ambiente, por eso yo no hago ningún pronunciamiento por el momento, porque falta tiempo”, dijo.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x