-Sabe PRI del narco-peligro
-Quezada va solo
-Abrirán la Boquilla por amenazas

LA muerte de Yuriel Armando González Lara, precandidato a Presidente Municipal de Nuevo Casas Grandes, no sorprendió del todo a la dirigencia del partido tricolor.

Desde hace un par de semanas, Alejandro Domínguez, presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, comprobó que en varios municipios del Estado el narco metió mano para nombrar candidatos, no es secreto a voces

Como estará el mapa de violencia, que Alejandro Domínguez cuando va a visitar un municipio a excepción de Juárez y Chihuahua, tiene que avisar a los dirigentes municipales de cada partido para que ellos a su vez avisen a los dueños de la plaza y estos autoricen o no prácticamente.

Aunque el líder del PRI en el Estado no lo ha querido hacer público por su seguridad y la de sus acompañantes, todo mundo a su alrededor sabe que la situación es crítica, pues prácticamente los candidatos los tienen que palomear los “los malosos”.

El tema no es exclusivo del PRI, también con el PAN y MORENA, tienen que dar aviso, incluso a tal grado llega la situación que tienen que dar detalles sobre la camioneta en la que viajaban, el número de ocupantes para que los palomeen y su modus-propagandi.

EL equipo de Marco Quezada, candidato de Morena a la alcaldía de Chihuahua, no andan tan preocupados por la falta de dineros para operar la elección, pues existen varias personas de cuello blanco que están dispuestos a sumarse a ese proyecto. Tan solo antes de ser elegido, “tapizo” la ciudad con espectaculares.

A pesar de ello, señalan los enterados del neomorenista que le preocupa  no tener una estructura territorial al interior del partido. Pensaban que llegarían con una estructura al estilo del PRI, pero se toparon que en realidad no es un equipo fuerte, la mayoría son izquierdistas trasnochados, y los operadores tricolores ahora están del lado de Marco Bonilla.

Ahora sabe que los Morenistas presumían tener un gran apoyo ciudadano, una estructura envidiable, pero cuando llegaron los verdaderos operadores electorales de Marco Quezada dieron cuenta que no tienen absolutamente nada.

A pesar de ello, el exalcalde del PRI es un coyote muy baleado, sin voltear pa’ atrás…y está haciendo planes con estructuras que estaban básicamente olvidadas.

El problema, señalan, es que no le quiere invertir a esas estructuras que solo se mueven con aceite del bueno, y no con promesas futuras.

PUES esta semana, las compuertas de la presa La Boquilla deberán abrirse para cumplir con el plan de riego aprobado por la Comisión Nacional del Agua, y esto podría desatar una crisis política en la zona sur del estado.

Señalan que CONAGUA tiene amenazado a los productores con no abrir el embalse, si no se retiraba el grupo de personas que mantiene un plantón allí desde septiembre. En sí, los  funcionarios federales no quieren a nadie porque los ponen nerviosos y necesitan realizar pruebas para corroborar el buen funcionamiento de los mecanismos y evitar problemas el día en que arranque el ciclo agrícola.  Ante ello, los representantes de las asociaciones de usuarios han hablado con las personas que están en la presa para convencerles de que se larguen, pero no ha sido tan fácil.

Lo bueno del todo es que ya no está Juan Carlos Loera que desate la violencia contra los productores chihuahuenses, y caso contrario, la delegada federal en la entidad, Bertha Alcalde Luján, será la encargada de las negocias.

 

Escríbanos al correo electrónico de SIN PELOS EN LA LENGUA:  [email protected]

 

 

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x