Entre ellos se encuentran la excandidata a diputada local Lizbeth Alonso Carreón, de 35 años de edad y 15 de servicio.

La coordinadora de la Comisión de Trabajo y Previsión Social en el Cabildo, la regidora Cristina Paz Almanza, dijo que en lo que va del actual gobierno durante junio se ha presentado la mayor cantidad de solicitudes de jubilación de empleados, lo que atribuyó a la transición administrativa.

“Están en revisión como 20 expedientes que se presentaron este mes, la cantidad es un poco alta porque otros meses habían sido menos, pero este mes creo que es porque ya finaliza la Administración, mucha gente se quiere retirar”, informó.

Aunque la regidora no reveló los nombres de los empleados que han solicitado su retiro durante las últimas semanas porque afirmó que no tenía los datos disponibles en el momento, El Diario tuvo acceso a las peticiones presentadas por varios de los trabajadores que buscan su retiro con un mínimo de 15 años de servicio, como lo permite el Reglamento de Jubilaciones por Antigüedad para el Municipio.

Por ejemplo, la solicitud presentada por Lizbeth Alonso, quien actualmente se ocupa como coordinadora de las Audiencias Públicas, detalla que ha prestado sus servicios por 15 años, por lo que le corresponde el 55 por ciento del último sueldo devengado que es de 38 mil 480 pesos, por lo que recibirá una pensión de 21 mil 164 pesos mensuales.

De acuerdo con la declaratoria de procedencia de la jubilación autorizada por Recursos Humanos, la Comisión edilicia y el presidente municipal Javier González Mocken, Alonso Carreón ingresó a laborar al Municipio el 5 de junio del año 2000 y tiene como número de empleada el 96545.

Sin embargo, la servidora pública que aparece en la nómina municipal, de la cual El Diario tiene en su poder una copia, se encuentra registrada con un puesto identificado como “eventual”.

Con 35 años de edad, la priista se separó de su cargo a finales de febrero de este año para competir por una diputación local por el distrito 07, elección en la que no resultó electa, por lo que después de los comicios del 5 de junio regresó a su puesto.

En el documento de su jubilación consta que la excandidata no designó a una persona para nombrarla como beneficiaria, por lo que se deja a salvo su derecho para que en caso de fallecer comparezca a reclamar quien crea tener derecho a ello.

La mayoría de los empleados municipales que en los últimos días han tramitado su retiro tienen apenas los 15 años de servicio y hasta los 20.

En estos casos, agregó Cristina Paz, el Reglamento permite la jubilación con un mínimo de 15 años de servicio y el porcentaje salarial que reciben depende del cargo que ocupan.

Por ejemplo, mencionó que los cargos operativos como los agentes de Tránsito, de la Policía o Bomberos se van con un mínimo del 64 por ciento del último salario devengado, mientras que el personal administrativo o de confianza con el 55 por ciento.

“Regularmente los policías piden la jubilación a los 15 años de servicio, pero hay personal con más años. Entre las solicitudes que tenemos ahorita en revisión hay personal de todas las áreas: agentes de Policía, de administrativos, de todo”, agregó.

En la lista del personal municipal que busca su jubilación este año destacan también tres empleados de la Dirección de Tecnologías de Información, entre los que se encuentra la jefa del departamento, Anilú Flores Regalado, quien tiene 17 años de laborar en el Municipio.

También hizo el trámite Margarita Meléndez Fernández, asistente administrativa de la misma área, quien tiene 17 años de antigüedad; así como María Guadalupe Cárdenas Navarro, especialista en el área de programación con 15 años de servicio.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x