De igual manera, hicieron notar la presencia de maquinaria, presuntamente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), que terminó de remover y quitar los troncos hasta su raíz, convirtiendo los viejos árboles en leña. Dicho comité, también hizo énfasis en cómo a lo largo del sexenio, la Conagua ha estado realizando actividades de depredación en el río y a pesar de las protestas y de los evidentes estragos a la vista del paisaje y a la propia ecología, no ha frenado sus actividades.

Cabe señalar que a los diversos grupos de carácter civil en el municipio de Casas Grandes, la Conagua les había asegurado que repondría los árboles que ha estado quitando pero a la fecha se dijo que no ha cumplido. En su denuncia pública, el comité señala que no existe o se conoce estudio alguno de impacto ambiental que respalde las actividades de tala de árboles que ha estado practicando la dependencia federal.

Por lo anterior, se concluyó que seguirán buscando todos los grupos civiles de Casas Grandes el canal adecuado para que se frene la tala de los árboles en el río Casas Grandes.

Related Post