Fue a fines de octubre del 2014, a un mes de la desaparición de los 43 normalistas, cuando Felipe de la Cruz empezó a dar declaraciones a nombre de los padres de los 43 jóvenes desaparecidos, pero hasta diciembre de ese mismo año los medios de comunicación nacionales e internacionales lo abordaron ya como el vocero.

Desde entonces está adscrito como maestro en Acapulco, integrante de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) desde octubre del 2014 y durante todo 2015, cobró 408 mil 329 pesos.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x