La investigación, liberada por la revista Evolution, presenta al Tiranosaurio Rex como un animal cubierto de plumas casi en su totalidad, con dientes no tan descomunales y, lo más curioso de todo, sin la capacidad de emitir un rugido.

De acuerdo con el texto, más que gruñir o rugir al estilo de los depredadores actuales; el carnívoro prehistórico hacía un sonido similar al de la palomas.

Lo anterior se concluyó después de analizar el sistema de vocalización de las aves (especie que está emparentada con los dinosaurios), así como su evolución; aunque ha habido cambios en la misma, en realidad la esencia se mantiene. De hecho, se piensa que los animales prehistóricos les era más fácil emitir un sonido como el señalado debido su tamaño, que les permitía llenar de aire el esófago con más facilidad.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x