No pocos usuarios han dado cuenta de la situación que impera en el transporte, donde los encargados cobran como quieren y a quienes quieren, ya que dejan pasar sin pagar a quienes ellos deciden.

“A mí me dijo la muchacha “pásele, no tengo cambio”, porque iba a pagar con un billete de 100 pesos, y ella tenía una bolsa de monedas, quizá le dio flojera ponerse a contar las monedas para darme el cambio, y prefirió no cobrarme”, dijo una usuaria.

Además, para llevar un control tienen un talonario de boletos, en color blanco para la tarifa normal y en verde para la preferencial, cuya mitad arrancan para entregarla al usuario, y se supondría que con base en los boletos a la mitad que quedan en el talonario sería el dinero a reportar.

No obstante, hay quien dice que no le entregan el boleto “a mí nunca me han entregado, como que se hacen locos para no dármelo, y a veces he visto que hay personas que traen un boleto partido a la mitad”, dice otro usuario.

A todo esto se suma que quienes tienen a su cargo el cobro del transporte, llegan más tarde y se van más temprano que lo que inicia y finaliza la operación del transporte, por lo que llegadas las ocho de la noche, los usuarios son invitados a “pasarle gratis” al no haber quién les cobre.

Si antes los concesionarios de la Coordinadora de Transporte Colectivo reportaban pérdidas de hasta medio millón de pesos diarios, debido al sistema de descuento que con el cobro en efectivo se canceló, ¿cuánto se perderá ahora? y sobre todo ¿cuánto queda en los bolsillos de los encargados del cobro?

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x