Así lo reveló nada menos que John Jairo Velásquez, más conocido como «Popeye», sicario del líder del Cártel de Medellín.

“La vida de Pablo Escobar no es digna de imitar en ningún momento”, dice su hijo

En su libro El verdadero Pablo, hace alusión al presunto vínculo que tuvo el régimen castrista con el tráfico de drogas a través de Cuba, consigna Diario las Américas.

«Pablo (Escobar) estaba feliz con esa ruta (Colombia-México-Cuba-Estados Unidos). Decía que era un placer hacer negocios con Raúl Castro, pues era un hombre serio y emprendedor», relató «Popeye» en su publicación.

Velásquez detalló que la operación duró unos dos años y fue conducida «por los militares cubanos al mando del general (Arnaldo) Ochoa y el oficial Tony de la Guardia, bajo instrucciones directas de Raúl Castro».

En cada vuelo se transportaban entre 10.000 y 12.000 kilogramos de cocaína, lo que le permitió a Escobar multiplicar significativamente sus ganancias, señaló el sicario colombiano.

Te puede interesar
Hijo de Fidel Castro se la pasa entre yates, hoteles 5 estrellas y fiestas

«Esta ruta llenó las arcas del Patrón (como se le llamaba a Escobar), quien se encontraba ilíquido al comenzar los negocios con los cubanos, pues la guerra con el Estado colombiano (para evitar la extradición) le había demandado muchos recursos».

Jorge Avendaño, apodado «el Cocodrilo», fue quien hizo el nexo entre Escobar y Fidel a través del hermano del dictador, Raúl, actual líder del régimen. «Pablo Escobar conserva la amistad con Fidel Castro desde su estadía en Nicaragua; nunca han hablado personalmente, pero sostienen permanente y fluida comunicación por cartas y terceras personas», comentó «Popeye» en su libro.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x