-Hasta sus hijos menosprecian el PT
-Puente de la muerte
-Se hacen bolas con los números

DE los 457 mil 624 militantes que tiene el Partido del Trabajo, PT, en todo el país, 7 mil 112 están en Chihuahua y entre ellos los integrantes de una numerosa familia que, entre todos, han vivido más de 30 años del presupuesto público, siempre como diputados locales o federales plurinominales. Lo curioso es que, de acuerdo con el padrón del Instituto Nacional Electoral, solo tres integrantes de esa familia, a la que también se ha acusado de no pagar el Predial, son militantes activos y registrados del PT: el patriarca Rubén Aguilar Jiménez y sus hijas América Victoria y Nadia Hanoi Aguilar Gil, pero en el registro no aparecen dos de sus otros hijos el ex diputado Rubén Aguilar Gil y la ex candidata al Distrito 8 Tania Aguilar Gil, pero lo más sorprendente es que tampoco la actual diputada federal petista Lilia Aguilar Gil aparezca en el registro.

LA falta de señalamientos en donde se remodela un puente en el municipio de Jiménez, ha ocasionado tremendos accidentes con lesionados y al menos una persona sin vida, por lo que ya se prepara una denuncia en contra de la constructora que contrató Gobierno de Chihuahua para la obra.

En el Facebook se publicó que la empresa que ganó la licitación no puso señalamientos ni avisos preventivos y después de que hubo al menos una persona sin vida, entonces si empezaron a colocarlos, como quien dice, “después de ahogado el niño a tapar el pozo”.

Según el bufete de abogados que ya fue buscado por afectados de los accidentes, la demanda será por omisiones de la autoridad y la empresa.

ALGUIEN trae los números volteados o simplemente las cuentas no le salen al Municipio de Chihuahua con el asunto del relleno sanitario. El alcalde Marco Bonilla dijo que el crédito aprobado para la construcción en Mápula fue de 132 millones de pesos, de los que según se habrían gastado ya 31 para el puro terreno, ahora impugnado, es decir, una mala adquisición. De los 132 que tenían ya nada más quedaban 101, y como el nuevo relleno ya no va, sino que regresarán al antiguo, pero haciéndolo más bonito, y para ello, a decir del propio Bonilla, se gastarán 60 millones en la ampliación de la celda 2 y otros 7 millones para la remediación del que es conocido como el relleno clandestino. Lo que no se dijo es para qué usarán el resto, es decir, como 34 millones de pesos, como tampoco se dijo de dónde saldrá luego dinero para el terreno de Mápula, donde, dicho expresamente por el edil “será un sitio de disposición final porque en algún momento se retomará la audiencia”.

 

 

 

Escríbanos al correo electrónico de SIN PELOS EN LA LENGUA:  [email protected]

 

 

Related Post

Leave a comment