En un video que ha dado la vuelta a Internet y es un éxito en redes sociales. Se observa un vehículo sobre una grúa en una calla de alguna ciudad europea (ya que el lado del conductor está del lado derecho), aunque al interior del mismo se encuentra su dueño.

En lo que parece un intento desesperado por evitar la multa, el joven enciende el auto, coloca la reversa y pisa el acelerador. El problema surge cuando en un segundo intento lo pisa de más para zafar las cadenas que estaban colocadas en las cuatro llantas, ya que pierde el control del auto y este queda colgando en la parte trasera de la grúa.

A pesar de que logró que al menos tres llantas quedaran libres, el auto quedó colgando a la mitad y se observa como la llanta superior derecha aún esta enganchada.

Varias personas le gritan que simplemente baje del auto y que lo coloquen de nuevo sobre la grúa.

El hombre baja de su auto solo para comprobar que el eje de su coche quedó arruinado.

Después se dirige a los encargados de la grúa para discutir sobre lo sucedido, a lo que ellos responden con negativas.

Al final, sus intentos por evitar la multa y huir con su automóvil resultaron peores, ahora no sólo tendrá que pagar una infracción, también tiene que llevar su vehículo al mecánico para que arregle el eje y las llantas que pudieron quedar arruinadas con su absurda idea.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x