Sin embargo, los responsables de la glamurosa fiesta prefieren no concretar la cantidad y se han limitado a informar al diario de que los honorarios de Kim Kardashian se situarían entre 500.000 y un millón de dólares (más de 900 mil euros).

Kim estuvo sacándose selfies con los invitados durante algo más de un ahora en el evento que tuvo lugar el sábado pasado. Y para no descuidar su constante actividad en su cuenta de Instagram, la mediana de las hermanas Kardashian compartió una instantánea en la que aparecía de espaldas sacando a su vez una foto a unos arbustos podados que formaban la palabra “Revolve”, para acompañarla con un breve mensaje: “De vuelta en Los Hamptons con Revolve“.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x