Aún así, había esperado al amor de su vida por muchos años y era ella la que siempre asistía como dama de honor a las fiestas de sus amigas pensando en el día en que ella fuera la protagonista.

Por eso, decidió seguir adelante con la ceremonia y se casó con Don, un hombre con dos hijos que al instante generaron una bella conexión con su nueva madre.

Ya estaban en la boda cuando su marido se colocó una camiseta con la siguiente leyenda: ‘¿Me concedes esta pieza?’

Entonces, se dio la vuelta y en la parte delantera había una foto de su fallecido suegro. Fue su forma de rendirle un homenaje al padre de la mujer que ama.

Qué tal, si son tan sensibles como yo, seguro derramaron un par de lágrimas. Aquí les dejamos el video:

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x