El incidente comenzó durante la noche, cuando el menor fue secuestrado de un parque en Santa Ana, donde se celebraba su cumpleaños, informó la Policía de Santa Ana.

Miguel Luna, uno de los hombres que ayudó a capturar al sospechoso, dijo que el hombre, el responsable, se acercó a él dentro de una plaza comercial para pedirle dinero. Le pidió dinero para poderle comprar un dulce al niño.

Pero al escuchar el sonido de un helicóptero sobrevolar, Luna se dio cuenta que el menor que iba de la mano del hombre era el niño que había secuestrado.

Related Post