Por lo visto, esta generación notablemente endeudada y subempleada desea más salir de la bancarrota que volverse famosa.

Esa generación, que ahora es la más grande de Estados Unidos, tiene un poder de gasto anual de 600 mil millones de dólares y según estimaciones, cada uno de sus miembros gasta 85 dólares por día.

Pero ante una deuda estudiantil implacable y un mercado laboral incierto, no hacen gastos a la ligera.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x