Fue la madre de la joven, cuyo nombre no ha sido revelado a los medio de comunicación, la que alertó a la Policía de los delitos en los que podría estar vinculada su hija. Luego de la revisión del teléfono de la menor, se pudo demostrar la existencia de un entramado de trata sexual de menores.

La niña se encargaba de ponerse en contacto con otras menores más jóvenes que ella para introducirlas en la red de prostitución infantil. La adolescente recibía entre $100 y $300 por cada víctima.

El medio La República reportó este miércoles que, según la abuela, a su corta edad, la adolescente tiene problemas con el alcohol.

Por otra parte, la muchacha no ha negado las acusaciones de la fiscalía y la policía peruana reveló que los pedófilos que solicitaban los servicios pagaban hasta $300 por mantener relaciones sexuales con las niñas.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x