José Trinidad Larrieta, responsable de la oficina especial para el Caso Iguala, dijo que fue fauna nociva y depredadora (perros y ratas), quienes provocaron las lesiones en un lapso de seis a ocho horas, aproximadamente.

“Según la experiencia de peritos forenses de la CNDH, la acción depredadora ocurrió durante horas en que el cadáver estuvo expuesto, es decir, desde el fallecimiento hasta el hallazgo”, dijo el funcionario.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x